PANELES CERÁMICOS

En primer lugar, diremos que los retablos cerámicos con imágenes de Santos, de algunas de las calles de Gaibiel, representan el sentir religioso de un pueblo.Sobre la colocación de estos retablos, cabe decir que eran elegidos entre el devocionario personal de sus moradores, por lo general, ocupan un lugar preferente en la fachada de la casa, situados a la altura del piso principal y se encajaban en hornacinas, en ocasiones provistas de un gancho giratorio que permitía colgar un farolillo.
Asimismo se colocaban dentro de la vivienda donde había zonas características:
Por ejemplo:
La escalera (Alcoi o Segorbe)
La cuadra, con santos protectores del ganado.
La cocina, donde ocupaban lugar preferente.
También era frecuente la presencia de retablos en los hospitales, donde cada sala contaba con el santo protector correspondiente; en el cruce de caminos para proteger campos y rutas y sobre los puentes del Turia y del Xuquer, que debían proteger de las temibles riadas.La Iglesia utiliza resortes o mecanismos para orientar este mundo devocional así:
La protección y tutela del cristiano se encomienda de forma indirecta a todos los
Santos pero de forma general inmediata a la Trinidad.Panel en Calle Trinidad nº 8Como modelo se propone sobre todo a la Sagrada Familia, las personas a ella ligadas y en primer lugar a San José, cuya vida se considera como el ejemplo perfecto de esposo resistente, no solo a pruebas muy duras como la preñez de Maria, sino sobre todo como trabajador sumiso a quien debe imitarse, o San Joaquín, de quién se admiran virtudes semejantes: Por la infecundidad/ Padecisteis irrisión/ Afrentas y mil baldones/ Con grande conformidad...Retablo de San Joaquín, interior vivienda de la Calle Los Dolores nº 21Los santos protectores de espacios también son muy variados y así se hace constar expresamente en los numerosos paneles de azulejos.
España es tutelada por Santiago Apóstol aunque también se relaciona con la protección nacional a La Purísima Concepción, declarad patrona de la nación e Indias en el año 1.761
También son ejemplos de santos protectores:
San Miguel: protector de las cosechas, fachada calle San Miguel nº 5
San Antonio Abad: protector de animales domésticos, fachada calle San AntónLa salud se encomienda a casi todos los santos como por ejemplo a San Blas, al cual Gaibiel dedica una ermita.La mediación se reserva de forma directa a la Virgen que ofrece instrumentos físicos tangibles de salvación, por ejemplo:
Un Rosario (Virgen del Rosario) fachada calle del Rosario nº 25
Un escapulario (Virgen del Carmen) fachada plaza Constitución nº 4
También es la Virgen modelo de identificación materno-filial, se le refleja en el trato como “madre” “madre nuestra” ejemplo:
Virgen de los Dolores, fachada calle Cueva Santa nº 21
La Pastora, fachada calle Mayor nº 30Encontramos en Gaibiel un panel representando a La Divina Pastora, quizá el de más valor artístico debido a su colorido y belleza de trazo. Dicha imagen corresponde a la Patrona de los mozos del pueblo, los cuales celebran su fiesta el primer domingo de septiembre.
Panel de La Pastora, calle Mayor nº 30Sobre las características de los paneles, diremos que las imágenes representadas en el caso de las producciones de finales del siglo XVIII y primera mitad del XIX aparecen perfiladas de grueso trazo de color manganeso que delimita la amplia gama cromática en la que se combinan tonos amarillos, verdes, cobaltos y anaranjados.Se supone que los dibujos son copias de grabados o estampas de aquella época, no obstante, se incorporan elementos ajenos a la imagen, como fondos y cenefas decorativas.Las composiciones en las producciones del siglo XVIII quedan enmarcadas muy frecuentemente por orlas o cenefas rococo, o también por alguna sencilla cenefa que
envolvía por completo el panel cerámico, así como epígrafes que indicaban el nombre del santo, o en ocasiones graciosas inscripciones.El tamaño de las composiciones es variado y no obedece a regla alguna.
El panel queda formado por un numero determinado de piezas cuadrangulares de
21x21 cm de lado y en ocasiones a ambos lados se incorporan dos hiladas de medias piezas para evitar que la junta de los azulejos parta en dos la imagen.
Virgen del Pilar San Vicente Ferrer
calle Mayor nº 17 calle Mayor nº 14Así mismo, un aspecto de la religiosidad que se mantiene e incluso se fomenta en el
Siglo Xviii es el de las imágenes milagrosas a las que se atribuyen como objeto benéfico milagros y portentos.
Ello sucede en primer lugar con los Cristos Crucificados. El pueblo de Gaibiel venera
con gran devoción a su “Santísimo Cristo de La Sed” dedicándole la mayor fiesta del
año.
En el pasado Gaibiel estaba flanqueada por 4 pilones del tipo del Vía Crucis (los gaibielanos se referían a ellos como “las cruces”), las cuales señalaban los 4 caminos
de acceso al pueblo.Hoy en día solo pueden contemplarse 2, puesto que los otros han sido retirados a causa de mejoras de urbanismo.Cada uno de los pilones o cruces alberga un panel cerámico con una inscripción popular de las que hablábamos anteriormente, como el que estaba ubicado a la entrada del pueblo con la imagen del “Cristo de La Sed” y que decía:Cristiano que llegas
a esta villa de Gaibiel
reza a tu madre la Virgen
y al Santo Cristo de la SedLa imagen de Santa Bárbara, protectora contra tempestades, rayo y pedrisco se representa en otro de los pilones situado en el monte de “la balsa”, lugar muy visitado por su ubicación y belleza.
Antiguamente se esperaba allí a los hombres del pueblo a su regreso de la siega en tierras de Aragón. El grupo de hombres llegaba andando y el encuentro era de gran alegría y emotividad para todos.Retablo de Santa Barbara.


EL CALVARIO

Era una característica frecuente en los pueblos levantar en un montículo cercano a la población varios casilicios que contienen los retablos correspondientes a las estaciones del Via Vía.
La forma más común es el de un gran pilón cuadrado con tejadillo a cuatro aguas rematado con una cruz de hierro. En la parte considerada frontal, porque da al camino, se abre un pequeño nicho que alberga el retablo, generalmente de dos por dos azulejos.
Los catorce pilones van colocados a distancias regulares, la vía dolorosa, que finaliza en la parte más alta del montículo, rematada en ocasiones por una cruz.En otras ocasiones los retablos no están a las afueras del pueblo, sino integrados en él, siguiendo un recorrido lógico, pero en muchos de estos casos faltan estaciones por haberse demolido las casas que las contenían, haber sido objeto de hurto, etc.
Hay algún caso en que para evitar estos males se han retirado de las calles y hoy en día se ven dentro de las Iglesias enmarcados a manera de cuadros.Son muy pocos los ejemplares que quedan del siglo XVIII debido a los pocos escrúpulos de algunos traficantes de antigüedades o a una antigua y curiosa costumbre que los dañaba considerablemente, como la de picar con piedras en tiempo de Semana Santa o Cuaresma, las cabezas de los sayones, en cambio durante la guerra civil también se picaron las cabezas de los santos. En consecuencia unos y otros quedaron muy dañados.

El calvario de Gaibiel se conserva hoy en su lugar de origen.